¿COMO ELIMAR LA CELULITIS?

Luego de la pubertad, las mujeres enfrentan cambios anatómicos que preparan su cuerpo para el embarazo y la lactancia, entre ellos está el cúmulo de grasa en ciertas partes del cuerpo, muchas veces poco estéticos y si este proceso es acompañado de una mala alimentación los cúmulos podrían ser exagerados, como es el caso de la celulitis; aunque la acumulación de grasa es parte del desarrollo y la maduración de la mujer, puedes evitar que se produzca de forma exagerada y visible.

¿Por qué la piel luce de esa manera?

La razón por la que luce como piel de naranja es porque existen unos pilares que la anclan al tejido subcutáneo, y entre ellos es donde se va acumulando la grasa, llega el momento en el que estos pilares no pueden estirarse más y crean depresiones donde la piel está anclada causando el hundimiento, aunado a esto, si hay una producción inadecuada de colágeno de calidad por mala alimentación, estos pilares tendrán menor elasticidad y por lo tanto la tracción que ejercerán será aún mayor haciendo más visible el problema.

Éste crecimiento desmedido trae como consecuencia que dentro de estos espacios subcutáneos se acumule presión mucho mayor a la de los vasos sanguíneos haciendo que se comprometa la circulación y menos oxígeno llegue a este tejido, esto genera liberación de sustancias pro inflamatorias que empeoran la situación porque promueven que mas líquido pase a este espacio, ahora bien, el sistema linfático que se encarga del drenaje de estos líquidos también colapsa por la presión, creándose un círculo vicioso y el caos. Todo esto limita la capacidad de movilizar la grasa que se acumuló. Esta es una de las razones porque la celulitis responde mucho menos a la dieta y ejercicios que otros cúmulos de grasa.

La grasa también es lugar de aislamiento y acumulación de ácidos tóxicos para nuestro cuerpo, así que él puede utilizarla como un botadero de basura peligrosa tratando de alejar esas sustancias tóxicas de tejidos importantes, por eso dietas ácidas, cárnicas, ricas en alimentos procesados y azúcares refinados, serán promotoras de la acumulación desmedida de este tipo de grasa, ya que tu cuerpo velará por ti siempre y fomentará más producción de grasa para protegerte de estas sustancias nocivas, mientras que, dietas alcalinas ricas en fibra y minerales neutralizan estos ácidos y promueven su eliminación para que el cuerpo no se vea en la necesidad de crear más y más grasas para aislar desechos.

¿Por qué el hombre sufre menos este problema?

La respuesta está en los estrógenos, pues son uno de los principales estimuladores de la creación de este tipo de grasa, y los hombres tienen menos cantidad de estrógenos y más testosterona (está última se opone a la acumulación de este tipo de depósitos y fomenta además una distribución distinta del tejido graso). Estas hormonas hacen que la mujer tienda a acumular más grasa subcutánea y el hombre grasa visceral (grasa dentro del abdomen), aunque la mujer estéticamente se ve comprometida más rápido ya que la grasa visceral del hombre no suele notarse con facilidad en un principio, para tranquilidad de las mujeres la grasa visceral es peor y más peligrosa para el sistema cardiovascular.

Recomendaciones al estilo Dr. Simon Fit:

  • Durante 15 días tomar media cucharadita de bicarbonato de sodio (libre de aluminio) con el zumo de un limón y un poquito de agua en ayunas, ojo si no tienen ninguna contraindicación o patología que te impida usar bicarbonato. Luego puedes continuar con vinagre de manzana, dos cucharaditas en ayunas o usarlo como aderezo en ensaladas. Si no puedes usar bicarbonato entonces usa solo zumo del limón en ayunas..
  • Usa semillas de chía, linaza o semillas de hemp, en tus ensaladas o batidos. Son ricas en ácido linoleico (CLA) que estimula la utilización y movilización de esta grasas.
  • Te verde y matcha son de gran ayuda sin estimulan la quema de grasa. No debes excederte de dos tomas diarias.
  • Toma agua preferiblemente alcalina:

Peso en Libras entre 16

Peso en kilos entre 7

El resultado será el aproximado de vasos de agua alcalina que debes consumir al día.

  • Al menos 3 veces por semana repite dos de estos ejercicios al final de tu rutina de entrenamiento. También puedes realizarlos en casa.

Realiza al menos 4 series de 15 repeticiones.

  • Al finalizar tu rutina masajea con rodillo o cualquier instrumento seguro que haga las veces de este, pásalo en las areas afectadas de forma firme para promover circulación linfática entre 30 a 50 movimientos por área

Al terminar con el rodillo masajea con tus manos por 1 min cada región con aceite de coco como se muestra en los vídeos.

Los movimientos, deben ser de abajo hacia arriba ya que esta es la dirección que tiene el drenaje venoso y linfático, el cual queremos estimular, estos pueden ser: 1) opuestos entre una mano y otra, cada vez un poco más fuerte; 2) pellizco y desplazamientos; 3) presión con ambas manos y desplazamiento.

Blog

Quizás te interesa leer