SEMILLAS DE HEMP

SEMILLAS DE CÁÑAMO

Debido a todos los prejuicios que hay alrededor del nombre de la planta porque se la relaciona con su prima no tan legal en muchos lugares, se ha subestimado el uso de las semillas que no tienen nada que ver y es lamentable que desperdiciemos todos sus beneficios nutricionales por tan absurda razón. Es un superalimento que se encuentra en la lista de alimentos de mi dieta por su alto valor nutricional y propiedades:

  • Posee 25% de proteína rica en los 9 aminoácidos esenciales y es de muy fácil digestión, convirtiéndola en una proteína de alto valor biológico (comparable con la soya y el huevo), que te ayudará a la producción de masa muscular
  • Tiene un 36% en ácidos grasos esenciales (Omega 3 y 6)
  • Está cargada de minerales como magnesio y fibra
  • Alivia síntomas premenstruales
  • Es rica en vitaminas como la vitamina E
  • Combate la hiperglicemia
  • Mejora tus funciones cerebrales y, en caso de estar embarazada, ayuda al desarrollo sano del sistema nervioso de tu bebé
  • Combate enfermedades cardiovasculares como los infartos
  • Evita la pérdida de la agudeza visual por la edad
  • Reduce el riesgo de cáncer
  • Combate la progresión de enfermedades inflamatorias como la artritis, psoriasis y enfermedad de Crohn
  • Ayuda a detener el envejecimiento precoz
  • Potencia tu sistema inmunológico.

Su sabor es similar a las nueces y las puedes utilizar para acompañar ensaladas, estofados, cremas y hasta en el batido Dr. SimonFit. Recomiendo el consumo de dos cucharadas al día de semillas PELADAS.

Blog

Quizás te interesa leer