Productos

Profesionalismo

Profesionalismo

Mi único objetivo: salvar vidas sin importar raza, sexo o especie. ¡Por esta última, me hice médico dos veces!

Trayectoria

Trayectoria

El Dr. Simón Alvarez cursó dos carreras de medicina, haciéndose con los títulos de médico cirujano y veterinario.

Innovación

Innovación

Compartir a través de un lenguaje amigable para la audiencia avances de medicina basada en evidencia.

Acerca de mi

Un estilo de vida que cree firmemente en el cuerpo como una máquina perfecta

Mientras cursaba mis dos carreras, me asombraban los avances de la medicina, pero también me preocupaba que en esa misma medida avanzaban las enfermedades crónicas, de las cuales cada día aumenta su incidencia 

Los 12 Super Alimentos
del Dr Simón Fit

El Limón

El limón es una de las estrellas de mi dieta por su potente capacidad alcalinizante, es rico en minerales que ayudan a tu cuerpo a mantener el pH ideal, haciéndolo un potente anticancerígeno, está cargado de la vitamina C necesaria para la óptima producción de colágeno y mantenimiento de la salud de tu piel. Su capacidad antioxidante lo convierte en un aliado contra el envejecimiento celular, además tiene

altos contenidos de pectina, fibra que ayuda mantener la salud de nuestro sistema digestivo, y reduce la absorción de grasas malas y carbohidratos simples, favoreciendo la pérdida de peso.

La Espinaca

Su gran contenido de clorofila hace que la considere una de las hojas verdes más ricas y beneficiosas para la salud, su efecto alcalinizante es tan potente que una vez consumida, el pH de nuestra orina tiende alcalinizarse mucho más que con otros alimentos. Es rica en vitaminas A, E y C su consumo mantiene al margen enfermedades de la vista, diabetes, cálculos renales, hemorroides, acné y la obesidad. Otra de sus cualidades importantes es que representa una buena fuente de minerales como calcio, hierro, fósforo y magnesio, así como ácido fólico, ayudando al mantenimiento de nuestra salud; su alto contenido de carotenos flavonoides le atribuyen propiedades medicinales para detener procesos inflamatorios como la artritis y efectos antihistamínicos (antialérgico), así como hepatoprotectores (protector del hígado) y anticancerígenos.

El aguacate

Es rico en grasas monoinsaturadas buenas que ayudan a bajar los niveles de colesterol LDL (qué es el malo) y a elevar los niveles de HDL (que es el bueno), evitando que la grasa se acumula en el arterias y reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Es buena fuente de vitaminas A, C y E; el consumo del aguacate es asociado también con el mejoramiento de la absorción de nutrientes de frutas y vegetales, y en contradicción con la falsa creencia popular, ayuda a la pérdida de peso. Y finalmente una de las razones más importantes por la que se encuentra en esta lista es porque su fitoquímicos poseen una altísima capacidad de inhibir el crecimiento de células cancerígenas y generar su apoptosis (o muerte celular), ayudándonos a la prevención y el tratamiento de esta terrible enfermedad.

La Chía

Su utilización se remonta siglos atrás, a la época de los mayas y aztecas. Es una de las fuentes vegetales más importantes de ácidos grasos poliinsaturados (omega 3), ALA, EPA, DPA y DHA, capaces de reducir la coagulación sanguínea y bajar los niveles de colesterol malo en sangre, es rica en quercetina y kaempferol que le otorgan un papel importante desde el punto de vista antioxidante, la considero en todas mis recetas porque además tiene un aporte significativo de proteína con aminoácidos esenciales (aporta 5 g de proteína en dos cucharadas grandes) sin dejar atrás el alto contenido de calcio que posee, ideal para la salud de nuestros huesos. Tiene la capacidad de disminuir la glicemia postpandrial (glicemia después de comer) ayudando a los diabéticos en control.

Las lentejas

Es una de mis legumbres favoritas porque está cargada de proteínas, fibra dietética, oligosacáridos y minerales, pero lo que más me gusta de este super alimento es que su proteína (a diferencia de la proteína animal) reduce la excreción de calcio a nivel urinario, evitando la aparición de osteoporosis. Muchas veces estas fuentes de proteínas fueron subestimadas en comparación con las de origen animal como el huevo y la carne, pero los últimos estudios especialmente uno sobre la digestibilidad de las proteínas y la capacidad de obtención de aminoácidos a partir del alimento, han mostrado excelente resultados de en aprovechamiento de proteínas provenientes de las legumbres.

Es una excelente alternativa para los diabéticos ya que su alto contenido de fibra y carbohidratos con bajo índice glicémico ayudan a controlar la glicemia sanguínea, además de sentirte saciado por más tiempo. Su alto contenido de magnesio, folatos y hierro la hacen una excelente elección para la prevención de la anemia. Y muchos dirán: “pero el hierro de origen vegetal no es tan fácil de absorber”, es cierto, por eso les hago una gran recomendación, cuándo usen lentejas traten de acompañarlas con zumo de limón o rayar un poco de cáscara de limón sobre ellas, ya que la vitamina que contiene esta fruta ayuda a mejorar los niveles de absorción de hierro vegetal. Sin embargo debo aclarar, que las lentejas tienen factores anti nutricionales, es decir que poseen elementos que pueden interferir con la absorción de las proteínas pero estos factores son termolábiles motivo por el cual una vez calentadas por más de 10 minutos a 121 °C estos factores son reducidos, pudiendo aprovechar en mejor medida su aporte proteico, me gusta aclarar particularmente este punto porque es muy bueno comer crudas en germinados, pero no lo podemos hacer siempre ya que estos tienen los factores anti nutricionales activos.

La Spirulina

Es una Cianobacteria, siendo este grupo de microorganismos uno de los pocos capaces de realizar una fotosíntesis similar a las de las plantas, lo que las hace ricas en clorofila, que es otro de mis elementos preferidos.

¿Pero que le hace a la Spirulina almacenar tanto nutrientes esenciales?

Esta bacteria ha sobrevivido por más de 3.5 millones de años en la tierra, razón por la que se ha tenido que adaptar a los diferentes cambios medioambientales que han ocurrido a través de milenios, y una de su formas de adaptación ha sido el almacenamiento de los nutrientes esenciales para la vida, como alto contenido de macronutrintes (como las proteínas), además, sus paredes están desprovistas de la cubierta de celulosa que tienen las células vegetales, lo que facilita durante la digestión y nuestro acceso a sus valiosos compuestos. Su contenido proteico es de un 70% del total de su peso, generando sensación de saciedad una vez ingerida, ayudando a mitigar la ansiedad.

Posee carotenos que no solo nos ayudan a mantener un hermoso color de piel, sino que poseen actividad antioxidante, convirtiéndola en protectora del cáncer. Tiene una asombrosa capacidad de bajar los niveles de colesterol en sangre. Finalmente provee un importante aporte vitamínico como complejo B, que promueve el mantenido de la salud de nuestro sistema nervioso y sanguíneo, está cargada de alta cantidad de minerales lo que fortalece el crecimiento de uñas y cabello.

El Brócoli

Este superalimento está considerado la hortaliza de mayor valor nutritivo por unidad de peso de producto comestible. Está cargado de glucocinolatos los cuales son potentes antioxidantes y regulan la apoptosis o “suicidio” de células cancerígenas. Pero no sólo representa una potente ayuda contra el cáncer, sino que está cargado vitamina A, C y K, y minerales como zinc selenio y hierro. Su alto contenido de selenio logra un efecto protector en diferentes tipos de cáncer de colon, que no se consigue con los suplentes comerciales de este mineral. El ácido ascórbico (mejor conocido como vitamina C), está en altas cantidades en este vegetal siendo un gran promotor de la salud de nuestra piel ya que mantiene la producción de colágeno.

La Moringa

Es uno de los superalimentos que recientemente ha aumentado su popularidad por presentar un altísimo valor nutricional. Posee muy buena cantidad de proteínas de alto valor biológico, comparable incluso con la de origen animal, ya que está cargada de aminoácidos esenciales. Tiene abundante cantidad de hierro, incluso más que la espinaca. Sus niveles de vitaminas C, E y A, además de calcio, son superiores a la mayoría de los alimentos de origen vegetal conocidos. Es rica en antioxidantes lo que le otorga una cualidad protectora frente a la gran mayoría de enfermedades crónicas. Tiene efectos antihipertensivos, antiespasmódicos, hepatoprotectores, antitumorales, antibacterianos y antimicóticos y ayuda la sanación de úlceras pépticas. Sus semillas poseen grandes atributos como la capacidad de purificar aguas contaminadas, hasta el punto de cambiar su pH a alcalino.

El Acai

Esta fruta de origen brasileña es la que posee mayor capacidad antioxidante conocida, previniendo el daño celular, de las especies reactivas de oxigeno, que lesionan la célula y promueven la aparición de enfermedades cardiacas, neurodegenerativas y el cáncer. También es rico en vitaminas, minerales y fibra (es el que posee en mayor concentración es el calcio, convirtiéndose en un excelente suplemento para la salud de los huesos y dientes) y en ácidos grasos omega 3, omega 6 y omega 9, promueve el colesterol bueno y disminuye los niveles de colesterol malo.

La Linaza

Es una de las mayores fuentes de ácido a α-linolénico y fibra soluble. Su alto contenido de fibra reduce la glucosa pospandrial (después de consumir carbohidratos), razón por la que lo recomiendo para acompañar comidas altas en carbohidratos simples o refinados ya que disminuye la absorción de estas. Así mismo lo hace con las grasas al unirse a sales biliares, disminuyendo la capacidad de saponificación de las grasas y asimilación de las mismas.

Contiene mucílago, que es una sustancia gomosa con fibra soluble que al entrar en contacto con el agua forma una solución viscosa, que posee altísima capacidad de reducir el colesterol sérico. La principal razón por la que la linaza no podía faltar en esta lista es por su capacidad de reducir el crecimiento de los tumores de mama o próstata e incluso lo recomiendo como soporte en tratamientos de ginecomastia, porque posee SDG (secoisolariciresinol diglucósido) un ligando vegetal con la capacidad de bloquear los receptores de estrógeno, además de inhibir la aromatasa enzima que transforma la testosterona en estrógeno.

Cientos de años atrás fue utilizado por sus propiedades medicinales Hipócrates lo consideraba un aleado contra problemas gastrointestinales, fue conocido por los romanos como el medicamento universal, el ajo posee componentes azufrados que le otorgan grandes cualidades antimicrobianas, por lo que era utilizado para combatir infecciones bacterianas, como antibiótico natural; hoy se le conocen efectos como:
– Capacidad para combatir infecciones por hongos (antimicótico).
– Reductor de los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre (hipolipemiante).
– Detiene la formación de coágulos (antitrombótico).
– Ayuda a mermar los procesos inflamatorios articulares (antiartrítico).
– Posee una altísima capacidad de neutralización de radicales libres, protegiéndonos de sus daños, haciendo que su uso esté recomendado para la prevención del Alzheimer.
– Detiene el crecimiento de células tumorales, siendo esta última la principal razón por la que se encuentra en mi lista.
– Disminuye los niveles de glucosa, triglicéridos, colesterol, ácido úrico y urea.
– Disminuye cifras tensionales.

Aceite de Coco

Me gusta llamarlo la gran estrella olvidada. Y es que por muchos años se dejó este alimento de lado por su contenido de grasas saturadas y el temor de lo perjudicial que estas podrían ser para la salud. Pero las grasas saturadas del aceite de coco no son como las de las de origen animal, son más bien muy parecidas a la de la leche materna.

En mi dieta suelo recomendar la disminución significativa del consumo de grasas saturadas, recomiendo hacer una gran excepción con el aceite de coco en cuanto al consumo de grasas saturadas.

¿Por qué?

  • Nos ayuda a perder peso, elevando el metabolismo y aumentando a su vez la cantidad de calorías que quemamos al día.
  • Protege nuestro corazón y arterias, porque a diferencia de las otras grasas saturadas el acido láurico que posee eleva los niveles de HDL (que es el colesterol bueno), previniendo infartos, hipertensión y aterosclerosis.
  • Nos ayuda a defendernos de infecciones por bacterias, virus y hongos, ya que más del 40% de su contenido es ácido láurico, uno de los más potentes antimicrobianos que existe en la naturaleza. Por eso recomiendo el consumo de este alimento en pacientes con infecciones graves como VIH/SIDA.
  • Estimula el funcionamiento de la glándula tiroides (ojo los que sufren de Hipotiroidismo es una excelente opción).
  • Mantiene nuestros dientes sanos y sin placa.
  • Previene el envejecimiento, neutralizando los radicales libres, que recuerden, son los grandes responsables de este.
  • Nos mantiene saciados por más tiempo, por estar cargado de grasa saturada BUENA, disminuyendo las crisis de ansiedad, que tanto nos perturba cuando comenzamos nuevos regímenes alimenticios.
  • Es uno de los mejores aliados para las competencias, antes de entrenar o al levantarnos en la mañana, generando energía rápida y en grandes cantidades, por su alto contenido de Triglicéridos de cadena media utilizados como potente combustible por nuestro cuerpo.
  • El Alzheimer es una enfermedad que está afectando a muchas familias, y créanme, se ha demostrado mejoría significativa en pacientes que padecen esta enfermedad y consumen aceite de coco en tan solo un par de semanas.
  • Te mantiene alerta y mejora tu capacidad intelectual.
  • Ayuda en la prevención de convulsiones, en personas que sufren epilepsia, ya que promueve la producción de cuerpos cetónicos.
  • Revitaliza piel y cabello.
  • Sus efectos antiinflamatorios nos ayudan a combatir procesos como dermatitis, acné, urticaria, celulitis, eczema, psoriasis y resequedad.
  • Y para los diabéticos, ayuda a regularizar los niveles de azúcar e insulina en sangre.

Yo recomiendo un consumo de 2 cucharaditas al día de aceite de coco, orgánico, prensado al FRÍO.

Te aconsejo lo consumas en tus comidas. En vez de usar otros aceites, usas este, posee la capacidad de resistir altas temperaturas sin alterar su estructura química, cosa que los otros aceite buenos (poli y monoinsaturados) no pueden, ya que cuando los calentamos se pueden dañar.

¡PRÓXIMAMENTE! 

Recibe una notificación en cuanto abramos esta sección.

Instagram Feed

Mantente en contacto 

Blog

Notas recientes